El escudo heráldico de Rubiá no es más que una representación coherente y expresiva de la cultura, arqueología y características del municipio:

- La existencia aquí, en Rubiá, de cierta lápida descubierta en este ayuntamiento hace breves lustros, y que es una prueba más de la romanización del valle y evocadora de devociones a Ravveana Bareco, dios local de incógnito pero evidente culto, pero cuyo nombre ha venido a ser, precisamente Rubiá.

- Según tradición añosísima, Margarita, llamada Marina por la Iglesia griega, decapitada por cristiana condición, siendo vástago de un sacerdote pagano, extendió su culto por Occidente, de manera análoga a otros nombres insertos en la nómina celestial de Santos Patronos de las iglesias de Galicia. Bien está, pues, su remembranza en el nuevo blasón, plasmada en la palma martirial.

- El árbol castaño y la vid, riquezas naturales, características del municipio y, por último, el perfil montañoso que, en parte, define el paisaje y unas ondas fluviales trasunto del entrañable Sil.

Así, de consiguiente, las armas municipales de esta localidad serán:

Escudo heraldico de Rubiá

pulsa en la imagen para ampliarla.

Escudo medio partido y cortado, distribuido de la siguiente manera:

- Cuadro superior izquierdo: de gules, la lápida romana de plata, con la inscripción "RAVVEANA BARECO AFER ALVIN T. TORUBOS V.S.L.M.", en letras de sable, superada de palma martirial de oro;

- Cuadro superior derecho: de oro, árbol castaño de sinople, acostado de dos racimos, de sinople;

- Cuadro inferior: Montaña, de sable, sostenida de ondas de azur y plata.

- Encima del escudo: corona real.



<< Ir a Historia del Pueblo -- Índice -- Ir a Historia del Topónimo >>