Hace miles de años, toda la comarca de valdeorras, y claro está, también Rubiá, estuvo habitada por pueblos indígenas prerromanos. Estos pueblos, entre otros muchos resto, nos dejaron muchos topónimos, entre los cuales encontramos el de Rubiá que proviene de la divinidad indígena RAVVEANA ( esto se ve más claro sí os digo que hasta hace unos años el topónimo de Rubiá era Rubiana, nombre por el que también se conoce ( y mucho) al pueblo). La alusión a este dios se encuentra en el resto arqueológico más importante del municipio, una lápida inscrita y de la cual ahora se desconoce su paradero; de todas formas, nos podemos limitar a lo que se escribió sobre ella: fue encontrada en el año 1940, incompleta ( ya que no se saco con todo el cuidado necesario) y con la inscripción:

RAVVEANA ... - BARECO ... - AFER ALVIN ... - T. TORUBOS - V.S.L.M

A pesar de que la lápida esta rota a la mitad, y en contra de lo que se pueda pensar, es muy posible que el texto este completo y que venga a ser:

RAVVEANA - BARECO - AFER ALVINUS - TITUS TORUBOS - V.S.L.M

Esta inscripción, traducida al castellano viene a decir: "Albino Tito Torubo, africano, puso en buen grado este monumento a Ravveana Bareco".

Aunque Bareco es una divinidad celta bien conocida, el nombre de Ravveana solo aparece aquí. Ciertamente no conocemos ninguna forma de representación figurativa de este dios local, ni sabemos tampoco a qué fenómeno natural se asociaba su culto en Rubiá, pero su nombre, evolucionado a lo largo de los siglos, pervive hoy en el de nuestro pueblo



<< Ir a Historia del Pueblo -- Índice -- Ir a Historia del Escudo >>